cabecera ayuntamiento lucillo
inicio
Tramites Municipales
Servicios Municipales
ordenanzas Municipales
Composicion Municipal
composicion municipal

A cualquier punto de este territorio que se mire son apreciables aun las huellas de los trabajos romanos para extraer el oro que los terrenos aluviales del Río Duerna guardaban en sus entrañas. Con anterioridad a esta época (s. I al IV de nuestra era) no han aparecido muchos restos de ocupación humana aunque se presupone que los romanos asimilaron a su dios guerrero Mara Tileno. Roma desplazó a estas tierras parte de su ejército y un colectivo de técnicos y legados del Imperio, a fin de extraer el preciado metal, base del sistema monetario instaurado por Augusto.

Sobre el territorio se evidencia el empleo de tres métodos de extracción principales empleados de forma selectiva en función de la riqueza existente en el aluvión: Arrugiae: remoción de tierras o peinado a surcos del Teleno, Batea: lavado de las arenas de los ríos o extracción con pozos entibados con costeros de madera, que han dejado como resultado en las márgenes fluviales rojizas cárcavas y diseminadas por el espacio de los restos de los lavaderos con piscinas de acumulación y lagunas como el frente de explotación de Chana de Somoza, canales de derivación del agua con el de Molinaferrera por el que aún hoy discurre agua y grandes “murias” o extensas acumulaciones de cantos rodados productos del lavado del terreno como los que se sitúan por encima del pueblo de Filiel o en Boisán. Durante este periodo se estableció un considerable número asentamientos humanos habilitados para albergar a la población trabajadora que se estima considerable dada la extensión puesta en explotación y la gran cantidad de fuerza de trabajo que requerían estas tareas.

Durante la Edad Media y hasta la desamortización de los bienes eclesiásticos de mediados del siglo XIX, estas tierras pertenecieron al Señorío Eclesiástico de la Obispalía de Astorga, la tierra no se podía vender, lo que significa que los vecinos la explotaban pero no eran sus propietarios estando vinculados a la Obispalía de Astorga mediante el pago de cargas e impuestos.

En el siglo XVI comenzó a desarrollarse una nueva actividad, la arriería, que si bien no alcanzó la importancia que en el resto de la maragatería, sí dio lugar a una nueva realidad socio-económica. La actividad comercial de la zona era importante y hasta el año 1960 se efectuaba un famoso y concurrido mercado en Lucillo. El primer y tercer lunes de cada mes se congregaban en la plaza de la Iglesia comerciantes ambulantes de "géneros de algodón nacionales y extranjeros, pañuelos y tejidos de seda", pero también se compraba y vendía aceite, arroz, bacalao y otros artículos de consumo. Venían también escabéchelos y fruteros del Bierzo, panaderos de La Bañeza y Astorga y alfareros de Jiménez, etc.

Como curiosidad, cabe destacar que en Lucillo se emitieron dos billetes de curso legal en agosto de 1.873. De esta forma, él pueblo maragato se convierte en la más pequeña entidad que editó dinero de curso legal (billetes de 10 y 25 reales) siendo de las pocas que en España han tenido este derecho. No se conocen las razones de esta emisión en Lucillo, en el reinado de Carlos VII, pero los billetes llevan la frase "Afcaláís Constitudongf cíe Ludifo".

Patrimonio histórico: Restos romanos de lavaderos de oro con piscinas de acumulación y lagunas, canales de derivación y grandes cadenas con candado, posiblemente de la época de la Inquisición. Iglesias y capillas en todos los pueblos de los siglos XVI al XVIII. Fotocopias de billetes emitidos por el Ayuntamiento en 1.873 de 10 y 25 reales

 

En 2008 se descubrieron los petroglifos del municipio de Lucillo, que se localizan en las laderas del Monte Teleno. Se trata de manifestaciones artísticas prehistóricas grabadas sobre grandes bloques pétreos entre las que se distinguen variados motivos geométricos y cazoletas (pequeñas oquedades). Destacan entre los motivos geométricos los laberintos, elemento excepcional sólo conocido hasta ahora en unos pocos ejemplos de las costas gallegas

Los grabados rupestres hallados en el municipio de Lucillo se asemejan a los del conjunto de petroglifos del Noroeste de la Península Ibérica, de los que se conocen varios centenares distribuidos por Galicia y el norte de Portugal. Se trata de manifestaciones artísticas de Arte Prehistórico Postpaleolítico grabadas en afloramientos rocosos al aire libre, en los que se distinguen motivos geométricos (cazoletas, círculos, espirales, laberintos…) junto a otros naturalistas (animales, antropomorfos, ídolos, armas…). Su cronología es imprecisa, si bien la época de mayor auge según los investigadores coincide con la Edad del Bronce (1950-750 a.C.).

Diversos autores han venido a sugerir su papel como hitos espaciales ya que en su mayoría se localizan en las proximidades de importantes recursos naturales y vías de comunicación.

Los petroglifos, como manifestación de arte rupestre, se encuentran protegidos por la ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León como Bienes de Interés Cultural.

 

escudo lucillo

 

 

C/Grande Derecha, 21 24723, LUCILLO (Leon)

Tel: 987 63 10 31 · Fax: 987 63 10 31